Miercoles 19 de Diciembre de 2018
Cargando...
Pinamar

MALVINAS, 32 AÑOS


Cada año que se conmemora la gesta de Malvinas, siempre nos viene a la memoria a aquellos que dejaron la vida por algo que es nuestro y que no se negocia.


Cada año también hacemos un balance de lo que se hizo para que nuestros veteranos tengan la contención que merecen. Y que no tengan que andar mendigando por el sacrificio que brindaron a la Patria. Pero hablamos de hombres y no tanto de mujeres, quienes también tuvieron un rol destacado en la gesta. Como será que recién el año pasado 17 de esas veteranas de guerra fueron condecoradas por el Estado Nacional. Mujeres voluntarias que se arriesgaron, sufrieron, miraron a la muerte cara a cara y regresaron plenas de desazón. Son veteranas de la conflagración. Los nombres de Susana Mazza, Silvia Barrera, María Marta Lemme, Norma Navarro, María Cecilia Ricchieri y María Angélica Sendes, más los de Mariana Soneira, Marta Giménez, Graciela Gerónimo, Doris West, Olga Cáceres, Marcia Marchesotti, María Liliana Colino, Maureen Dolan, Silvia Storey y Cristina Cormack, se inscribieron así en la historia. Aquel día de hace 32 años, a las seis de la mañana, las seis mujeres vestidas con uniforme de combate, camuflado verde, se subieron a un avión de línea en el aeroparque Jorge Newbery en Buenos Aires para ir a Río Gallegos. Luego serían trasladadas hasta el puerto marítimo de "Punta Quilla" en un helicóptero Bell 212 del Ejército, y desde allí, en otro helicóptero sanitario "Sea King", de la Armada, hasta el Buque Hospital ARA “Almirante Irízar” que navegaba en alta mar. Las tropas argentinas habían desembarcado en las Islas Malvinas el 2 de abril de 1982 y encendieron el furor patriótico que duró dos meses. Interminables hileras de voluntarios se mostraron dispuestos a colaborar y también se abrió paso la solidaridad. Silvia Barrera, por entonces próxima a cumplir 23 años, recordó en una entrevista que se quedó a bordo del buque como todos los demás, a sólo 500 metros de la costa malvinense. El cuadro de situación había empeorado, y la orden fue terminante: había que quedarse en el puesto porque al haber tropas en retirada, serían más útiles arriba que en tierra. Desde la cubierta, vivió los combates aéreos sobre su cabeza y el fuego cruzado de tierra, porque el barco estaba fondeado en una bahía. El Irízar albergó a casi un millar de heridos de todo tipo. Tras los combates fuertes, muchos de ellos provenían directamente del campo de batalla para evitar toda demora. Las instrumentistas hacían su trabajo y también, de camilleras y enfermeras. Silvia Barrera asistió a diez heridos graves en el quirófano y un soldado murió por contusiones en el cerebro. La tarea era doblemente difícil porque el Irízar rolaba hasta los 45 grados por efecto de las olas, y en esas condiciones debían operar con precisión. También la flota de la Marina Mercante dio su apoyo en el teatro de operaciones del Atlántico Sur. Seis mujeres colaboraron en las acciones de guerra. A Mariana Soneira la guerra la encontró embarcada en el buque Bahía San Blas. Con solo 19 años, era radiotelegrafista. Por el lado de la Fuerza aérea Liliana Colino fue la única mujer que pisó suelo malvinense. Tenía 26 años, se había recibido de enfermera y de veterinaria, y obtuvo el grado de cabo principal. Su misión era la de salvataje y enfermería a bordo de los cargueros Hércules, que volaban bajo y a oscuras. El viento y las olas del Mar Argentino sacudían el fuselaje a la ida, colmado de pertrechos y contenedores, y a la vuelta con heridos a bordo. Las Veteranas de Guerra son 1-Oficial Comisario, Marta Beatríz Jiménez – Transporte ARA “Canal de Beagle”. 2-Oficial Comisario, Graciela Gerónimo – Transporte ARA “Bahía San Blas”. 3-Cadete Esc. Nac. de Náutica, Mariana Soneira -Transporte ARA “Bahía San Blas”. 4-Oficial de Radio, Estela Carrión – B/M ELMA “Lago Traful”. 5-Cadete Esc. Nac. de Náutica, Noemí Marchesotti – B/M ELMA “Río Cincel”. 6-Cadete Esc. Nac. de Náutica, Olga Graciela Cáceres – B/M ELMA “Río Cincel”. 7-Enfermera, Doris West – B/M ELMA “Formosa”. 8-Enfermera, Perla Aguirre – B/M ELMA “Río de la Plata”. 9-Enfermera, Olga Elvira Grasso – B/M ELMA “Almirante Stewart”. 10-Enfermera, Nelly De Vera – B/M ELMA “Almirante Stewart”. 11- Enfermera, Savid Molina – B/M ELMA “Tierra del Fuego II”. 12- Instrumentista Quirúrgica, Susana Maza, Rompehielos ARA “Alte Irizar”. 13- Instrumentista Quirúrgica, Silvia Barrera, Rompehielos ARA “Alte Irizar”. 14- Instrumentista Quirúrgica, María Marta Lemme, Rompehielos ARA “Alte Irizar”. 15- Instrumentista Quirúrgica, Norma Navarro, Rompehielos ARA “Alte Irizar”. 16- Instrumentista Quirúrgica, María Cecilia Ricchieri Rompehielos ARA “Alte Irizar” 17- Instrumentista Quirúrgica, María Angélica Sendes, Rompehielos ARA “Alte Irizar”. Vaya entonces nuestro agradecimiento a estas valerosas mujeres. Y a la mujer en sí, que nos demuestran a diario que los hombres tenemos que aprender mucho de ellas. VIVA LA PATRIA.







Fundado el 28 de Mayo de 1993
Propietarios: Dr. Juan Carlos Eyras, Dr. Guillermo Eyras
Director: Dr. Juan Carlos Eyras
Propiedad Intelectual N 5352900
(C) 2018 Buenos Aires - Argentina
PiT