30/05/2020 - CORONAVIRUS MISA VIRTUAL
La fe en cuarentena

Las prácticas religiosas se van adaptando en función del momento, sin posibilidades de reunirse desaparece la misa multitudinaria y los grupos de oración toman otro formato.


El párroco de Pinamar, padre Marcelo Panebianco, se refirió a varios puntos de incidencia de la pandemia en la práctica religiosa. Optimista como es habitual abordó varios temas donde incluye la implementación de la Santa Misa vía web.
“Es una situación compleja y llevamos mucho tiempo tratando de cuidarnos y es importante todo este proceso que se está realizando, también con todas las otras necesidades, la incertidumbre que hay respecto a como seguir, y Dios quiera que podamos tener todas las luces para poder tomar las mejores decisiones y hasta ahora gracias a Dios pudimos llevar adelante esta etapa bien, por lo menos en Pinamar, sin prácticamente padecer la enfermedad así que eso es bueno y alienta que los cuidados dan resultado, pero también las otras dificultades que se generan por la cuestión de estar en cuarentena, el trabajo, los vínculos, las distintas relaciones, la necesidades que hay también son temas que hay que ir respondiendo. Nosotros desde el 18 de mayo empezamos a celebrar la misa por facebook cuando no se podía tener feligreses en la iglesia, de esa manera se podía acompañar y llegar a las casas y lo seguimos haciendo hasta ahora”, describe.
El sacerdote entiende que si bien con la implementación de la tecnología se puede llegar a más personas siempre existe un porcentaje a los que no se puede llegar.
“Pero nosotros ya teníamos la página web y el grupo de facebook de amigos de la parroquia así que había una cantidad de gente que estaba vinculada y a partir de ahí se siguió difundiendo, hasta gente que viene en el verano y participa ahora, se genera una cosa muy linda la verdad, porque en el muro se puede saludar y se ponen intenciones para rezar…”, agrega.
Panebianco igualmente oficia la misa donde los pormenores son los tradicionales con la salvedad que solo el cura puede comulgar. A principios de la cuarentena, el 17 de marzo, celebró solo pero al otro día lo hizo a través de facebook valiéndose de un celular.
“Con respecto a la comunión yo solo puedo comulgar y el resto no se puede, se hace lo que se llamá ‘hacer la comunión espiritual, unirse espiritualmente a Dios, obviamente él está presente, que no lo es lo mismo, por algo se utilizó aparte de esa presencia espiritual pero puso la eucaristía de un modo explícito y físico de comer, y hacerlo en comunidad, así como cuando comemos en familia, eso lamentablemente no se puede y es una carencia y la gente que tiene amor a la eucaristía la extraña muchísimo´”, puntualiza.
Es evidente que las costumbres van cambiando y que inciden las condiciones cambiantes del mundo exterior. Vale recordar, al respecto, que hace muchísimos años que hay dos modos de comulgar, uno es recibiendo la hostia en la boca y otra recibiéndola en la mano. Esta última variante viene desde 2009 cuando aparece con mayor fuerza la Gripe A.
“En esto hay que ir dando pasos, viendo que hace falta, y después revisándolo también porque hemos pasado estas cosas y después se volvió a una normalidad entonces habrá que ver los cuidados en un momento y cuales otros en otro momento, como con el clima, cuando hace frío te proteges mas…Una de las cosas que necesitamos como seres humanos es el vínculo y el contacto real y ahora al experimentar esa distancia valorarlo más, y uno no puede estar así como viviendo de astronauta o en un quirófano, creo que de a poco tiene que venir con los cuidados lógicos. Sí, hay que tener mucho cuidado y después ir revisando las cosas.



 Más de Pinamar
ESPACIO PUBLICITARIO
 06/07/2020 -

 04/07/2020 -

 08/07/2020 -

 22/10/2018 -

 03/04/2018 -

 02/05/2018 -

 03/04/2018 -

 03/04/2018 -





Fundado el 28 de Mayo de 1993
Propietarios: Dr. Juan Carlos Eyras, Dr. Guillermo Eyras
Director: Dr. Juan Carlos Eyras
Propiedad Intelectual N 70244673
(C) 2019 Buenos Aires - Argentina