Ir al inicio

General Madariaga



Por el Dr. Mariano Cima

Anécdotas ocurridas en el antiguo Tuyú

Continuamos compartiendo una serie de muy interesantes anécdotas ocurridas en el antiguo Pago del Tuyú, y que han sido recopiladas y escritas por el Dr. Mariano Cima.

En esta ocasión, la nota 163. \"LOS SALVAJES DEL MONTE\": Mateando tranquilo en la cocina, con la sobrina de su esposa, estaba Don Faustino, una tarde del viernes 6 de junio de 1856. Al rato aparece una de sus hijas, a pedirle que le dé sal y jabón, contestándole Faustino: \"vaya a pedirle a su mamita que está adentro, en las piezas\". Pasaron unos minutos y la chica volvió, y esta vez para decirle que su mamá le pedía ahora $ 100 pesos para comprarle un poncho para su hermanito. Esta vez Faustino, le dijo: \"dígale a su mamita que la plata que tenía se la dí a ella tiempo antes...\"; y ésta vez Doña Lucía no mandó a su hija de mensajera, y se fue hasta la cocina: \"como quiere que le dé $ 100 pesos si el dinero que me ha dado lo he concluído en la asistencia de la enfermedad de las chicas?\", quedando Faustino notablemente disgustado... Por la dudas, la cebadora de mate con la excusa de haberse quedado sin agua salió al patio a buscar más, y cuando venía de regreso con el balde, sale de la cocina su Tía y el marido por detrás discutiendo efusivamente... Como su tía avanzaba a paso firme dándole la espalda a su marido, éste la toma de la blusa con tanta violencia que la hace caer al piso. En ése momento, la niña Marcelina tira el balde que llevaba, y con \"buenas palabras\" logró liberar a su Tía de las manos de su marido, quien había comenzado a violentarla. Este, entonces, se pone a unir unas carretas, cuando escucha que su mujer le grita varias cosas...y no justamente se trataban de odas de amor..., pero finalizó su andanada verbal diciendo: \"no va a ganar plata con el servicio de los bueyes porque son míos!!!\"...Faustino saltó de la carreta y mientras se dirigía hacia su mujer nuevamente, ésta se encerró en la pieza del rancho, pero poco duró la misma, ya que a patadas la volteó y nuevamente a pelear... Por suerte Marcelina, la única presente en esta situación, interviene nuevamente y libera a su tía, \"lamentándose Faustino no haberla dejado en peor estado...y se retira\". Al instante sale Doña Lucía, acompañada como siempre con Marcelina, hacia el puesto del Teniente Alcalde Don Cecilio Bracamonte, quien ordena a dos vecinos presentes en su casa, Lucas Gauna y Mariano Maldonado, que lo vayan a detener a Don Faustino y lo trajeran urgente. Ya en el puesto del reo, los vecinos \"en comisión policial\", le dan la orden de aprehensión, pero éste lejos de entregarse sale hasta la puerta armado con una pistola, y le pregunta: \"quién me ha de llevar...?\"; tímidamente, Gauna contestó: \"yo soy quien represento la persona del Teniente\". \"Usted no es sujeto de llevarme...!!!, si quiere que venga el Teniente....\", le contestó Faustino. El asunto se estaba tornando \"fulero\", por lo que ésta vez el Teniente en persona se fue hasta lo de Faustino, y con dos vecinos más de \"refuerzos\"; ya eran cinco en total los integrantes de la comisión... De nochecita llegan, y observa el Teniente que en la cocina apagaron una vela...lo que sospecharon que sabían de su presencia. Entran todos a la cocina y escuchan a Faustino que desde la pieza grita: \"quíen lo busca?...,\"Salga!!!, que la Justicia lo anda llamando!!!\" fue la respuesta de Bracamonte. Pero porfiado Faustino le contesta: \"yo no lo conozco como autorida´, sino como \"Cachete\"!, y que si quería verlo que entrara él...\"van a tener que quemar la casa para sacarme y solamente en un cuero me van a sacar de acá...!!!\". Convencidos que si entraban por la fuerza una desgracia iba a suceder, insisten con mejores palabras hasta que en un rato logran que Faustino salga..., lo cual hizo ... pero con una pistola, una pica y el cuchillo en la cintura..., no obstante entre los cuatro vecinos lo reducen y lo apresan. Ya frente a frente, el Teniente Alcalde, furioso por la resistencia de Faustino, y principalmente por haberle negado la autoridad, le pega dos sablazos que lo tiran al piso... El 14 de junio \"por mano\" del Guardia Don Luciano Acosta, Faustino es conducido a la Cárcel de Dolores, junto a \"la pistola de una tercia de largo, calibre á onzas, cargada y con fulminante, la pica de once cuartas de largo con una cuchilla atada en la punta, y el cuchillo\"... En presencia del Juez del Crimen Dr. Miguel Navarro Viola, Faustino reconoce los hechos y le informa al letrado que los contínuos disgustos con su mujer son a causa que su esposa se opone a que castigue a sus hijos...Igualmente nombra Padrino Defensor a Don Isidro Bergeise. El 5 de agosto, y cómo no podía ser de otra forma, el Fiscal de Dolores, Don Cipriano Muñoz, describe la situación: \"las costumbres incultas de nuestros paisanos de la campaña son el origen de las torpezas que cometen en el modo de reprender á sus familias, y es tan recibido entre ellos que muy rara vez se quejan por un puntapié ó rebencazo que les den sus maridos, siendo muy frecuente que las mujeres los exasperan con sus desobediencias y expresiones injuriosas haciendo que el suceso pacífico apele a la correccion con hechos y no con palabras porque ni ellos saben explicarse y comunicar á sus esposas con consejos, ni las mujeres llevan sus deberes por falta de educación...\". Y remata: \"La ligereza con que el Teniente Alcalde Dn. Cecilio Bracamonte ordenó la prisión de Faustino, comisionando para ello á dos individuos que no representaban otra autoridad que el sable que ceñían, es la causa que hicieron desobedecer la orden verbal resistiéndose pistola en mano, pero sin hacer uso de ella como pudo si su intención hubiese sido tal. El Agente Fiscal no ve resistencia á la Justicia y sí una desobediencia, efecto de timidez ó ignorancia cuando se presentó el Teniente Alcalde. Es por lo tanto de opinión que V.S. sobresea en esta causa mandando poner en libertad á Faustino, y dando por compurgada su culpa con la prisión sufrida y un serio apercibimiento, condenándolo en costas y reposición de sello.\" Y el 11 de septiembre siguiente, en ése sentido falló el Dr. Navarro Viola... ¡Era difícil imponer justicia en la gente salvaje de los Montes Grandes!


LAS MAS LEIDAS

General Madariaga



La hazaña se hizo realidad