Sábado 21 de Abril de 2018
Cargando...
Pinamar
REGIONALES
Siguen los rastrillajes en Otamendi para dar con el cuerpo del bebé: ofrecen 50.000 pesos de recompensa


A más de una semana de la desaparición del cadáver de Ciro, no hay novedades en la búsqueda, que se extendió al bosque energético ubicado al sur de Miramar. El municipio ofreció dinero para las personas que puedan aportar datos sobre el hecho.


De la Navidad al Año Nuevo sin novedades del cuerpo de Ciro, el bebé de Nicanor Otamendi que desapareció el pasado 24 de diciembre de un cajón del cementerio local, donde se mantenía guardado a la espera de darle sepultura.

En diálogo con el sitio 0223, Ana María Caro, la fiscal a cargo de la investigación, detalló que los rastrillajes continúan por arroyos y campos y que los mismos “se ampliaron en las últimas horas a la zona del bosque energético”. “Han llegado dos perros de la delegación de los bomberos voluntarios de Santa Teresita para trabajar en la región y también han intervenido buzos en la búsqueda”, precisó.

Tal como lo había anticipado la semana pasada, en una situación similar a la acontecida en marzo pasado, cuando apareció el cuerpo de otro bebé que había sido robado del cementerio, Caro explicó que ahora intentará cambiar la carátula de la causa a daño agravado, “a fin de poder seguir investigando a partir del registro de un delito”. En aquel caso, “el chiquitito estaba sepultado, no había ni siquiera una tumba, eso fue profanación, la perpetración del robo del cadáver”, detalló.

“Las pericias sobre el candado del depósito comprobaron que el mismo fue forzado”, detalló la fiscal sobre un dato que le permitirá ir más allá en lo penal, al tanto de que la ley indica que para que la desaparición de un cadáver sea delito, debe existir alguna prueba posterior de comercialización del mismo. Por el momento, la desaparición del cuerpo de Ciro es sólo una contravención. “La ley respecto a eso es clara, no hay lugar a interpretaciones”, agregó Caro.

“La gente de localidades así es muy temerosa de hablar y las líneas investigativas se vuelven complejas. Ni con la recompensa que ofreció el municipio por 50.000 pesos apareció algún testigo o alguien que pueda aportar datos fidedignos”, sumó la representante distrital del Ministerio Público Fiscal.

La situación en el cementerio de Otamendi ha estado repleta de malas noticias el año pasado. Según Caro, “si la familia determina realizar alguna acción civil en contra de la comuna, las autoridades tendrán que dar alguna respuesta e intervenir en el lugar”.







EL BIEN Y EL MAL SON SOLUCIONES ÉTICAS
VISITA LA PAGINA WEB Y DESCARGATE EL LIBRO GRATIS
Fundado el 28 de Mayo de 1993
Propietarios: Dr. Juan Carlos Eyras, Dr. Guillermo Eyras
Director: Dr. Juan Carlos Eyras
Propiedad Intelectual N 5352900
(C) 2018 Buenos Aires - Argentina
PiT